¿Dónde y cuándo los deseos no cumplidos se cumplen?

unmet desires¿Qué se hace con los deseos no cumplidos en el matrimonio? ¿Cuándo los anhelos más profundos de tu corazón se consiguen?

Recientemente escuché una historia real sobre una mujer piadosa que se enfrentó a estas preguntas. Ella estuvo casada con un no creyente durante 42 años. Durante esos años, ella oró fielmente por la salvación de su esposo. Sin embargo, se quedaron en dos páginas diferentes, espiritualmente hablando.

Un día ella recibió una llamada diciendo que su esposo había muerto mientras viajaba a la Florida por negocios. Sólo me puedo imaginar el golpe tan duro que ella debió haber sentido al saber que su esposo no había aún entregado su vida a Cristo

Aproximadamente un mes después, un hombre la llamó pidiéndole hablar con su esposo. Ella le explicó al desconocido que sentía mucho informarle que su marido había muerto de forma inesperada mientras viajaba a la Florida por negocios. El hombre hizo una pausa antes de preguntar: “¿Qué día murió?”

Una vez que ella le dijo, el extraño del teléfono le explicó que el había conocido a su esposo el mismo día de su muerte. Él le explicó que ese mismo día, a primera hora de la mañana, el Señor lo obligó a ir a una determinada autopista y pedir por un aventón. ¿Un aventón? Él discutió con Dios acerca de esta alocada idea sin embargo, él obedeció.

La primera persona en detenerse y darle un aventón en esa autopista de la Florida fue el marido de la mujer piadosa. Durante el camino por esa autopista, el desconocido  guió al esposo al Señor. El esposo de la mujer piadosa estaba tan emocionado por compartir con su esposa la noticia de su salvación! Incluso le dijo al desconocido que iba a llamarla esa misma noche.

Después de intercambiar sus datos personales, el desconocido salió del automóvil del hombre. Algún tiempo después, el hombre murió en un accidente automovilístico, sin tener la oportunidad de llamar a su esposa esa noche.

Durante 42 años, esta mujer piadosa se mantuvo en un matrimonio en el que su marido no compartía su fe. Ella se debió de haber sentido desalentada, y tal vez abrumada por el conocimiento de saber que ella no estaba experimentando lo mejor de Dios en el matrimonio después de 5, 9, 18, 25 y 41 años. ¿Qué hizo ella con todos esos deseos no cumplidos?

Ella los llevó al Señor en oración. Ella le dio su carga (su deseo no cumplido el de la salvación de su esposo) a Dios. Y ella no se detuvo hasta que no hubo más necesidad de sus oraciones.

En la Biblia, Dios a menudo se refiere a sus hijos como ‘ovejas’. Las ovejas no son animales de carga destinadas a llevar sufrimientos. Dios desea que llevemos nuestras cargas (esas cosas que nos agobian) a Él en oración. De esta manera, nos asociamos con Él para lograr traer bien a esta Tierra.

Cuando estoy luchando bajo el peso de un problema en mi matrimonio u otra relación importante, yo me pongo a orar hasta que ya no sienta ese peso encima de mí. Hablando con Dios acerca de todos los detalles, así como mis miedos y deseos, libera el estrés y me proporciona paz. Me permite caminar “libre de cargas” luchando efectivamente contra el mal.

A veces me siento tentada a recoger una carga que ya he cargado antes. No hay nada malo en eso, a menos que decida que yo puedo maneja mejor la carga y seguir manteniéndola sin entregársela a Dios.

Hasta que el Señor regrese o nuestras oraciones ya no sean necesarias, debemos de seguir orando! Nunca sabremos cómo ni cuándo Dios usará nuestra experiencia.

En el caso de la mujer cuyas oraciones fueron contestadas finalmente,  Dios la ha llamado para enseñar a las mujeres cómo interceder por sus maridos. Sus oraciones dan perfecto en el blanco y ahora está entrenando a otros cómo hacer lo mismo.

Su perseverancia en oración, un día le permitirán escuchar las palabras: “Bien hecho, sierva buena y fiel. Entra en lo que he preparado para ti! ”

Hermoso Paso a Tomar:

Libera tus cargas matrimoniales entregándoselas a Dios en oración. Sigue orando hasta que Él deje claro cuando debes parar.

Pregunta de la Semana:

¿Estás actuando como una oveja o como una mula de carga?

 

 

What if you could remove the obstacles that derail romance, intimacy, and communication?

In this e-book, I share 5 steps women can take to get off the marriage train-wreck and get back to a romance-filled, beautiful marriage. Sign up to receive my blog posts via email and get Inviting Romance FREE!

Privacy Guarantee: I will never share your email address with anyone else.

*Required field

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *